Alimaña

Porkería Mala & Agustina Leal 

1
Cosa sin nombre se instaló en la huerta, tiene huesos articulados y cachos de carne. Se siente cómoda y nosotras también. Vamos a estar así, el tiempo que se nos cante. 

2
El bicherío parla. No es cierto que se quede agazapado en el rincón, tapado por la sombra, esperando que la noche alcance, que el parpadeo azul de los patrulleros irrumpa en los paredones. 

3
Una hija le clava el cuchillo en la mano al padre. De repente, lo deja que sangre en el comedor, sobre la alfombra gris del polvo. Le roba el paquete de puchos empezado y fuego. Nadie grita. Nadie es la excepción a nada. 

4
Piedras redonditas lisas, que las aguas modelan. Piedras de droga meada. Piedras brillantes pulidas por máquinas. Piedras pómez. Piedras rugosas y piedras afiladas como navajas. 

5
Desde el piso mira trepidar la tierra, agitarse el ventiluz. Los barrotes vibran y aflojan el cemento. 

6
¿Estamos alrededor del fuego? 

7
Esto es veneno con veneno. La antorcha está al viento. ¡Corramos a chapotear en el efluvio! 

8
La luna tala. El árbol blando le saca la lengua, caen sus hojas. El pájaro, como si nada. 

9
Chirrían nuestros ojos. La oscuridad menea. Con ella fumamos, con ella compartimos la olla. Arrastramos los pies hasta el parque. Vemos chocar colectivos. Trinar cadenas, carteras incendiarse. 

La Plata, 16 de noviembre de 2019
@NN_ART_GALLERY – NNGALERIA.COM